Hogar Casa María


Ir al Contenido

Contacto

Llegar a Viejo
Si se llevasen el miedo y nos
dejasen lo bailado
para enfrentar el presente, si se
llegase entrenado
y con ánimos suficientes.

Y después de darlo todo y en justa
correspondencia
todo estuviese pagado y el carnet de
Jubilado abriese todas las puertas.

Si tuviese mas ventajas y menos
inconvenientes, si
el alma se apasionase el cuerpo se
alborotase y las
piernas respondiesen.

Quizás llegar a viejo seria todo un
progreso, un buen
remate, un final con beso. En lugar de
arrinconarlos en la historia, convertidos en
fantasmas con memoria.

Si no estuviese tan oscuro a la vuelta de la
esquina o simplemente si todos
entendiésemos que todos llevamos
un viejo encima.



Regresar al contenido | Regresar al menú principal